Sobre lo material e inmaterial

Hoy estoy aquí. Yo. Un yo que considero la unión de un cuerpo y una mente que no deja de “rumiar”. Estoy delante de una pantalla en blanco. Con un teclado que según lo pulso va provocando que salgan hormiguitas negras en la pantalla. Sí, vale, no son hormiguitas. Son puntitos que conforman letras, que a su vez forman palabras, con las que hago frases. Y estas frases… salen de mi mente. Gracias a la pantalla y al teclado, lo que no tenía forma, acaba de adquirirla. He transformado las ideas inmateriales en algo con una forma definida que puede ser vista y comprendida por el resto de mis iguales.

Hoy tengo ganas de mirar el presente. Un mundo lleno de materia pero que no sería posible sin el pensamiento que hay detrás de cada objeto. Cada acto, cada movimiento, cada creación nace de una idea. Nadie dice si una idea muy requetepensada, o simplemente de un impulso neuronal del que casi no somos conscientes… pero al fin y al cabo nace del pensamiento inmaterial.

Pero no puedo mirar al presente sin atender al pasado. Me voy a recordar un momento a la Historia, esa con mayúsculas, la que cuenta la vida de Los Hombres. Esa Historia que hay detrás de que yo pueda estar hoy, como mujer en pleno siglo XXI escribiendo estas líneas. Ha sido un proceso largo que se ha ido llevando a cabo gracias a las ideas y acciones de cada uno de los hombres y mujeres que vivieron en este mundo antes que nosotros (y sí hay muchos que aun viven, véase Bill Gates que nos ha proporcionado ordenadores…).

Porque la Historia ha sucedido gracias a ellas, a las ideas. Nuestra historia está escrita y narrada desde las ideas. Quien somos hoy, lo que podemos y no podemos hacer, nuestra cultura: lo que pensamos, hacemos y decimos, lo que es “políticamente correcto”… toda esa parte social del ser humano está arraigada en las ideas. Nos movemos por ellas. Pensamos en la libertad, la justicia, el valor, la creatividad o la iniciativa. Todo eso son conceptos abstractos, sin forma definida. Son ideas que se materializan en actos.

¿Y todo esto por qué os lo cuento? Para deciros de qué va esto de la Filosofía. Para deciros que no es algo tan abstruso como pueda parecer cuando lo estudias en la escuela. La Filosofía tiene un valor, y un sentido.

La Filosofía trabaja en el estudio de las ideas. No trabaja con números, ni con químicos, ni con microchips. Su valor está en el estudio de las ideas. Esas que nos conforman a todos como seres humanos, que nos hacen vernos como un ser con cuerpo y mente, que nos dicen qué está bien y qué está mal. La labor del filósofo es criticar (llegar a la raíz) lo establecido para llegar al mundo más perfecto que se pueda alcanzar. Pues al fin y al cabo… recordemos las tres preguntas de la filosofía: ¿Quién soy? ¿De donde vengo? ¿A dónde voy?  Debe tratar de pensar hacia dónde debemos caminar, cuales deben ser las ideas y conceptos claves que nos deben acompañar en el camino, para crear el mundo cada vez más perfecto.

Me alegra saber que aun hoy en día hay quien se preocupa por el valor de las palabras, pues al final son las que provocan la acción, hacen que el mundo se mueva. También me alegra que haya ordenadores e internet, que es algo maravilloso, pues como medio de comunicación de ideas, de transmisión de información es un gran medio. Pero eso, no olvido que es un medio. Que el fin debe ser otro. Debe ser la consecución de un futuro social basado en las ideas de libertad, justicia, paz y/o felicidad (o esas suelen ser las premisas finales a las que han llegado la mayoría de pensadores).

Y a ese fin considero que se llegará juntando lo material y lo inmaterial. El pensamiento y la tecnología. Por eso nace Filosofers. Como reivindicación del pensamiento. Pero sin olvidar que vivimos en pleno siglo XXI. Lo material y lo inmaterial pueden y deber estar juntos. Y las ideas no deben quedarse encerradas en las aulas, en unas aulas frías y aburridas. Las ideas deben salir para refrescar el mundo.

 

¿Te ha gustado este artículo? El Blog Filosofers es posible porque sustentamos este proyecto gracias a nuestra venta de merchandising filosófico. Si quieres seguir leyendo artículos como éste y apoyando este proyecto de resurgimiento de la Filosofía, por favor, date una vuelta por nuestra web y échale un vistazo a la gran variedad de productos que ofrecemos para todo tipo de filósofos. Muchas gracias por formar parte de las mentes inquietas que necesita la Filosofía. 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.