Las Verdades de Nieztsche

Si hay un filósofo que da para casi todo, ese es Nietzsche. Sabía más que muchos de nosotros. Sabía que la vida no era tan estable y permanente como muchas veces nos la venden, que mientras aquí se dice “¡ésta es la Verdad!”, más allá se dice “¡No! La Verdad es ésta”. Sabía que todos esos discursos que hoy en día alabamos en cien años ya serán historia. Nietzsche sabía que nos gusta construirnos verdades, para no enfrentar la única verdad esencial… ¿Cuál? Pues ¡que no hay Verdad!, que toda verdad es histórica y escrita en minúsculas, que no importa lo que creamos, nuestras creencias desaparecerán con nosotros. ¿Cómo es posible vivir con ese saber? Es muy fácil vivir con verdades que no nos gustan, pero no tanto con aquellas que sí nos hipnotizan.  Dar el paso a esa toma de conciencia es difícil.

Nietzsche nos ha derrumbado la Verdad, y al hacerlo nos ha regalado demasiada libertad con su nihilismo, pero los excesos de libertad nos suelen lanzar a la deriva (si no lo creen, pregunten a un existencialista). Necesitamos arte, necesitamos ficción, crearnos imágenes estables para ponerle un orden a este caos, a este devenir, a esta arena movediza en la que estamos parados. El problema es: ¿tendrán nuestras ficciones el mismo efecto tranquilizador una vez estemos conscientes de que nosotros mismos las hemos creado? ¡Vaya problema que nos ha dejado Nietzsche!

Si quieres leer mas apuntes sobre el nihilismo, pasa por aquí:  «Nosotros, los sin miedo»: el peligroso atractivo del nihilismo

Si quieres cosas molonas de Nietzsche, pasa por Nuestra Tienda

La obra de la imagen es de: MatthewQuick

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.