LA PROFESIONALIZACIÓN DE LA FILOSOFÍA – Discurso Filosofers

Discurso de Filosofers en la Mesa Redonda

“Problemas y dificultades de la Profesionalización de la Filosofía”

en la que tomaron parte
Ana Isabel García Vázquez, Nerea Blanco, Ismael Crespo, Ignasi Poveda y Ernesto Castro

dentro del evento +FILOSOFÍA organizado para celebrar

el DÍA MUNDIAL DE LA FILOSOFÍA

Jueves, 17 de Noviembre
18.15-19.45

Salón de Actos
Centro Cultural “La Corrala” (C/Carlos Arniches, 3)

Puedes ver la discusión en la Mesa Redonda en este vídeo 😉

Hablar de la profesionalización de la filosofía puede traer diferentes preguntas que cuestionan incluso la propia integración de la filosofía como algo mercantil, comercial o banal.

¿De qué vamos a comer?

¿Cómo puede ser la Filosofía una herramienta para la sociedad?

¿Qué tipo de función puede tener la Filosofía en un mercado de lo rápido y tangible?

¿No es la mercantilización de la Filosofía algo completamente antonímico teniendo en cuenta su origen?

Sin embargo, no es tan fácil ni tan sencillo discutir un tema como este. Al abordar la profesionalización de la Filosofía, encontramos diferentes connotaciones que conlleva el simple hecho de que la filosofía pueda – o deba – profesionalizarse. No hablamos aquí de que los Filósofos debamos profesionalizarnos o de que la Filosofía deba ser profesionalizada, sino de que debemos ser nostros, los Filósofos, lo que llevemos la Filosofía a la sociedad. La profesionalización de la Filosofía no nace en deseo de “usar” la Filosofía, sino en el convencimiento de que la Filosofía TIENE un uso. Si queréis seguirnos en esta reflexión sobre los diferentes puntos de vista que pueden derivarse de la profesionalización de la Filosofía… ¡no paréis de leer! Pero, estáis avisados: NO VAMOS A DEJAR INDIFERENTE A NADIE. Empecemos.

La pregunta sobre la profesionalización de la Filosofía nace en nuestra mente con motivo de una charla, un simposium en el que Filosofers participa como ponente el 17 de Noviembre, dentro de las actividades programadas para +FILOSOFÍA, evento que celebra el Día Mundial de la Filosofía 2016.

Filosofers forma parte de un colectivo de Filosofía en guerra.

Y lo sabe.

Nada más entrar en el evento de +FILOSOFÍA, Filosofers se encuentra con una nueva Filosofía en estado puro. Una increible cantidad de personas unidas a la Filosofía y por la Filosofía – académicamente y no académicamente; por vocación o por casualidad -, Pero, ¿qué ocurre cuando el filósofo ha salido de la universidad? ¿Qué pasa cuando, al haber terminado una carrera que potencia el saber y el pensamento crítico, al haber salido de ese grupo de Filosofía fagotizada y de protofilósofos mimados, nos encontramos en la inopia existencias? ¿Y cuando nuestra burbuja de “sólo estudio para el examen” se esfuma y nos explota? ¿Qué ocurre cuando abandonamos la Santa universidad y nos vemos abocados, terriblemente desprotegidos ante un mundo que nos da miedo y vemos que no nos acepta? ¿Qué es el filósofo graduado?

Hay muchas maneras de enfrentarse a esta nueva etapa suicida (ups…) : muchas personas piensan que, al salir de la carrera, llegará el trabajo ideal, el trabajo que lleve al filósofo a un sentimiento de plenitud total en cuanto a su vocación y a su dedicación profesional. ¿No es esto lo que esperan estudiantes de Derecho y Magisterio? ¿Por qué no van a esperar lo mismo estudiantes de Filosofía? Sin embargo, es más común en la Filosofía salir al  mundo laboral y encontrarse con la nada. No con la nada de Heidegger, si no la nada: nada de dinero, nada de puestos de trabajo, nada de pretensiones de futuro… Más que las de encontrar un puesto de trabajo en un instituto, por supuesto; en un insittuto en el que no somos, en el que ya no tenemos sitio – porque, ¿quién necesita la Filosofía en 2º de Bachillerato? ¡Traigan otra asignatura de Economía! Presto -.

Pero, ¿qué es la Profesionalización de la Filosofía? Cuando hablamos de una Filosofía Profesional, nos referimos a pensar la filosofía y dedicarse a la filosofía de manera profesional, es decir, que la filosofía pueda considerarse como una ocupación, una actividad con valor.

Eso no implica que, por el contrario, tengamos que ser parte de una sociedad productiva. Ser una Filosofía Profesional no signfica contribuir a un mercado capitalista o que tengamos que ser parte de cualquier tipo de corporación o empresa con un único objetivo monetario. La profesionalización consiste en la formación de un colectivo de trabajo. Una persona puede ganar dinero, puede vivir y puede trabajar de la filosofía, de algo que ha estudiado… ¿Sería mucho pedir? ¿Sería eso una pregunta que le haríamos a un químico o a un ingeniero? ¿Sería polémico que cualquiera de ellos quisiera monetizar sus conocimientos?

En la charla, como ponente y representante de Filosofers, Nerea Blanco nos presenta desde un punto de vista personal a Filosofers (nuestro bebé ;)); cómo Filosofers nació una idea peregrina, de la unión entre diseño gráfico y Filosofía.

Y esto ocurre porque, unido al post que hicimos hace unas semanas sobre la Academia, el Filósofo se siente paria, se siente paria en todo tipo de sociedades en los que intenta ser parte. Es el filósofo – el filósofo joven, obviamente, inexperimentado, recién salido de la Universidad – el que se siente paria en la Academia porque no tiene voz en la institución que le ha dado los conocimientos que ahora él quiere cuestionar, valorar y reinterpretar. No hay sitio en una Academia en la que el filósofo debe – quiere –  tomar parte. En muchas ocasiones, es el modo conservador en el que la Academia guarda y lleva las ideas el que hace que los filósofos se queden fuera.

Bueno… Pero, siempre nos queda ser profesores, ¿verdad? ¡Ah! ¡Espera! Es que yo no quiero ser profesor. ¿Quién esperaría a que una persona que ha estudiado Química o Medicina quiera ser mira profesor de química o profesor de biología? Habrá personas que lo sean y cuya vocación sea loable, pero asumir que los estudiantes de Filosofía son carnaza docente es irrisorio. Preguntarnos por la profesionalización de la filosofia nos lleva  derroteros y quebraderos de cabeza: muchas personas creen que la filosofía no forma parte de la sociedad, que la filosofia es imposible,  inaplicable al mundo en el que queremos formar nuestra existencia. Pero, ¡la Filosofia está en todas partes! ¿No es Filosofía parte de cada pensamiento, idea o concepto que tenemos en nuestra cabeza? ¿No es Filosofía cada palabra que articulamos al levantarnos por la mañana? ¿No es Filosofia esos pensamientos que nos surjen en la cabeza cuando simplemente estamos soñando de día? Ese es el objetivo de Filosofers: crear, crear con Filosofía, crear conjuntamente con la Filosofia nuevos retos, nuevas emociones, nuevos conceptos.

Porque la filosofia ha sido siempre pensada como algo que se debe guardar, como un diamante. La Filosofía ha sido algo que no debía ser moldeable…

¿Por qué la filosofía tiene que ser tratada como algo que solo puede estudiarse cómodo dentro de una vitrina que solo se puede mirar y admirar? 

¿Y qué vamos a hacer nosotras?

Nosotras vamos a coger la Filosofía…

Y A HACERLA NUESTRA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.