¿Cómo ser un Filosofer profesional? SALVAR EL DÍA

¡Bienvenido al viaje hacia ser un Filosofer profesional!

Sí, tú, al otro lado de la pantalla, te queremos en nuestro equipo, en el equipo Filosofers; un equipo a favor de la filosofía, de las mentes inquietas y de lo filosóficamente incorrecto. ¿Te vienes?

¿CÓMO MOTIVARSE con LA FILOSOFÍA?

Ay, Filosofers… Hay días horribles…

Audrey Hepburn ya nos lo decía en su Desayuno con diamantes: “Se puede tener un día negro porque una ha engordado o ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué.” Audrey tenía razón, hay días que son horribles, que no  te encuentras, que sientes que no  puedes seguir adelante con tu forma de vivir, que es demasiado o que, por el contrario, no es, ni siquiera suficiente. Y, entonces, Filosofers, ¿cómo nos enfrentamos a la vida? ¿Cómo superamos esa desidia de no querer y no poder y continuamos con nosotros, a través de nosotros mismos, sin necesidad de un otro que nos levante y que nos salve? Vamos a ver, Filosofers, como es posible y, además, altamente gratificante, motivarse a través de la Filosofía.

AVISO A FILOSOFERS NAVEGANTES HACIA LA UTOPÍA. Avisamos que en este post no habrá Autoayuda propiamente dicha. Preferencias de la redacción; la autoayuda es, sin duda, un género extremadamente respetado que se merece toda nuestra atención y reconocimiento. Pero, NO es Filosofía. Y no, no se me ofendan, amantes de la autoayuda, porque los Filósofos tampoco nos ofendemos cuando encontramos a nuestro querido Aristóteles entre Esoterismo y Autoayuda en las librerías.

Todos tenemos esos días, esos momentos en los que suena el despertador y la posibilidad de despertarte y ser un ente eficaz y productivo te parecen los objetivos más difíciles del mundo. Y, ¿sabes lo peor? Que no estás para nada equivocado. Los seres humanos son seres racionales, dicen; sin embargo, yo creo todo lo contrario: los seres humanos son absolutamente sentimentales, en muchas ocasiones esclavos de su propia psicología y, por ello, cómplices y a la vez víctimas de todo lo que en su mente ocurre. Probablemente, si pensamos o sentimos que nuestro día es terrible y que no podremos más que anhelar el salir de la cama (ni siquiera conseguirlo), aquellas predicciones que hagamos se cumplan; dejaremos a nuestro cuerpo, de manera pasiva, arrodillarse ante las penumbras de nuestra propia psicología.

¿Que ocurre cuando pensamos todo lo contrario? ¿Qué ocurre si en vez de permitir a nuestro cuerpo conducirnos hacia la pereza, damos un golpe en la mesa y nos encaramos con nuestra propia mente? No es fácil. Casi parece imposible, sobre todo si tenemos en mente la imagen de Audrey y sus días rojos, tan terribles, tan infames. Pero, para eso está la Filosofía. No nos cansamos de decirlo: la Filosofía no vive sólo en la academia, podemos encontrar la Filosofía en cada ámbito de la vida, y no me refiero a filosofía barata, de esa que se confunde con frases de Galletita de Restaurante Chino, no; me refiero a encontrar a Platón, Aristóteles o incluso a Frege en muchas de nuestras situaciones cotidianas. Y nos ayudan: la Filosofía nos ayuda, incluso a salir de agujeros como estos días rojos. Sólo hay que saber dónde buscar y, claro, nosotras os lo ponemos fácil.

5 LIBROS DE FILOSOFÍA PARA SALVAR EL DÍA

  1.  El Mundo de Sofía por Jostein Gaarder. Abuelos, padres, hermanos, tíos y demás familiares, regalad este libro a vuestros niños. El Mundo de Sofía es considerado por muchos como una de las maneras más ricas, eficaces y curiosas de introducir mentes jóvenes, filosóficamente hablando, en la materia. Es un libro, sin duda, energizante e hipnótico, un libro fácil en la lectura a la par que totalmente cargado de conceptos y teorías filosófica. La clave de un libro como este es su función pedagógica y su lectura dinámica: al leer El Mundo de Sofía, el lector se siente productivo y, de alguna manera, aprovechando el tiempo porque recolecta conceptos nuevos que pueden aparecer en la lectura y porque, al mismo tiempo, es consciente de como esa lectura no es pesada, si no dinámica y sencilla, casi caminando al mismo tiempo que camina la protagonista de la Historia. Este es, sin duda, uno de los mejores libros para sentarse 15, 30 minutos y sentir que has estado en toda una clase de filosofía.
  2. Diálogos de Platón. Lo sé, no os esperabais a Platón en esta categoría, como un filósofo con el que salvar un día terrible y depresivo. Y no, no os vamos a mandar leer la República; sin embargo, Platón no es sólo obras sobre conceptos profundos y densos como puede ser la obra anteriormente citada. Platón escribió, escribió muchísimo a lo largo de su vida y podemos encontrar diálogos tremendamente variados como Ion Fedro. Ion es, sin lugar a dudas, uno de nuestros diálogos Filosofers favoritos. En él, Platón se plantea qué efecto o influencia tiene la poesía en nosotros y, hasta qué punto un legislador o un Rey Filósofo debería tomar cartas en el asunto. Pensamos en esta obra como una obra que nos ayudaría en nuestro día por la facilidad de palabra de Platón en la misma así como por el tema del diálogo, la poesía propiamente. Si se acompaña este diálogo con Apología de Sócrates, tenemos una mezcla de lo más apetitosa.
  3. Meditaciones de Marco Aurelio. Casi como una autobiografía, el Emperador nos lleva a través de las vicisitudes de su mente  y los problemas cotidianos que se encuentra en su ética. Nos encontramos en su lectura inmersos en un diálogo tête à tête con el autor en un viaje a través de sus ideas que no dejarán indiferente al que lo lea. Se dice que lo mejor para poder ver la dimensión de un problema es alejarse para ver sus extremos y, ¿qué mejor manera de hacerlo que alejándose milenios?
  4. Ética a Nicómaco de Aristóteles. Un imprescindible sin dudas. ¿Es un libro para levantarnos la moral (¡qué gracia! JAJJA) cuando tenemos un día horrible y depresivo? Sí, por supuesto. Lo sé, Filosofers, pensaréis que se nos ha ido la cabeza, pero no, Aristóteles también puede ser un buen remedio para esos días en los que no somos capaces más que de ver el pesimismo en el mundo. No hace falta, sin embargo, ponernos a leer de cabo a rabo toda la filosofía de Aristóteles, tranquilos. Pero los el Libro III de la Ética a Nicómaco puede ser uno de los más entretenidos en los que habla de como las acciones pueden ser voluntarias además de cómo pueden definirse virtudes como el corage. Sin duda, ¡un viaje a través de lo más grande de la Filosofía!
  5. La banalidad del Mal de Hannah Arendt. Lo sabemos Filosofers, ¡lo sabemos! Antes de que medio Internet se nos tire encima, sabemos que no existe ningún libro de Hannah Arendt titulado La banalidad del Mal, es sólo un término que aparece en su libro Eichmann en Jerusalén. Por el contrario, nos resulta un tanto demasiado el recomendar este libro como un libro para alegranos el día, nada más lejos de la realidad. La densidad de este libro es total y absoluta, aunque su lectura sea totalmente gratificante. Sin embargo, leer sobre el concepto de la banalidad del mal resulta imprescindible.

Y tú, ¿tienes alguna recomendación para hacernos?

¡Ya puedes salir a demostrar todo lo que sabes!

Más

¿Cómo ser un Filosofers profesional?

todos los domingos en el BLOG FILOSOFERS

Un comentario sobre “¿Cómo ser un Filosofer profesional? SALVAR EL DÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.