Este Instagram es lo mejor que le ha pasado a la Filosofia

“Nietzsche all on your mouth like liquor…”  

– When art and film stills meet texts from your existential dread.

La pantalla al mundo virtual absorve gran parte de nuestras horas. Delante de nuestros ordenador, sumergidos en Internet, absortos en los apuntes que de manera automática tecleamos ante las grandezas y soflamas de aquel que nos habla desde el otro punto del aula, expectantes de las ventanas abiertas del navegador detrás del triste blog de notas que recoge nuestros aterrizajes forzosos desde las nubes de nuestra incontinencia del pensamiento; bienvenidos al multitasking millennial. Nadando entre memes y artículos sobre lo mal que te pueden sentar más de dos tazas de café pero lo peligroso que puede llegar a ser tomar menos de tres, las clases de Filsoofía de la universidad pasan desapercibidas rebotando contra mis oídos pero sin ser capaces de llegar a mis neuronas que esperan algún tipo de reto intelectual. La tediosidad del día parece abrumante y poco a poco mi atención se disipa, ¿qué ocurre?

Es el ennui, el aburrimiento de Madame Bovary recorriendo cada segundo del tiempo como si saltara de aguja en aguja en un reloj atrasado. El aburrimiento se extiende como las raíces de una mala hierba que comienza a conquistar cada uno de mis puntos de atención. Hasta que caígo desesperada en la pantalla de mi móvil, en la aplicación de Instagram siempre dispuesta a deshacerse en halagos para mis fotos escuetas en likes y llenas de misticismo. Y encuentro, si aviso ni advertencia, el santo grial del ennui existencialista. Texts From Your Existentialist @textsfromyourexistentialist  es el Instagram creado por April Eileen Henry @alphaville1965 que te hará recuperar la fe en la filosofía. O en el existencialismo que, al fin y al cabo, es la filosofía que de verdad importa.

Resultado de imagen de Texts From Your Existentialist

Text From Your Existentialist es un catálogo con todos los elementos necesarios para sentirte identificado con los retos filosóficos, éticos y ontológicos que el día a día nos ofrece constantemente. Junto con juegos de palabras ingeniosos, ironía oscura y un humor que sorprendería hasta al propio Camus, el existencialismo vuelve a las pantallas de la cultura más mainstream para conquistar aquel terreno en el que la desesperanza del nihilista todavía no había llegado: la cursilería y el vago optimismo de las redes sociales y del escaparate virtual en el que se ha convertido Instagram. April Henry vuelca en las redes sociales el existencialismo más crudo de principios del siglo XX y lo convierte en el elemento identificativo de la cultura del móvil en el bolsillo: los memes. Lo une, además, con el otro pasatiempo amado de los existencialistas que es el buen arte, la fotografía melancólica y los años 60 con esa palidez de color tan existencial…

Este existencialismo digitalizado, además de mordaz y valiente, no es más que los síntomas visibles de un diagnóstico largamente ignorado y que se ha ocultado gracias al paliativo placebo de la apariencia de las redes sociales. La generaciónd de las pantallas luminosas entreconectadas a niveles altamente insospechados gritan desde sus teclados peticiones de auxilio y dejan sus quejas representadas a modo de emojis o breves tweets con un contenido de información mayor de lo que los demás aprecian. Es hora de dejar de ser negligentes con la socieldad más preparada e informada de todos los tiempos y empecemos a utilizar sus herramientas para darnos cuenta de lo que le está ocurriendo.

Una Generación Perdida en el Abismo

Resultado de imagen de Texts From Your Existentialist

El abismo de Nietzsche ha vuelto y esta vez lo podemos encontrar lejos de los libros de tan peculiar autor. Este abismo está detrás de cada esquina para aquellas mentes inquietas e inconformistas a las que se le deja claro, día tras día, que no forman parte de esta sociedad y que, sobre todo, no encajan, que no son aptos o apropiados para la vida que tienen delante y que deben cambiar. Los millennials se enfrentan a uno de los futuros más difuminados de la historia y ellos lo padecen a través de una sintomatología que los hace sentir perdidos entre todos los requisitos sociales que se les exige sin más explicación que el más puro dogma social.

El Sentimiento de una Generación

Resultado de imagen de Texts From Your Existentialist

La melancolía, la nostalgia, la ansiedad, la depresión, el miedo o la apatía son muchas de las sensaciones que se recogen en los posts existencialistas de este Instagram que dejarán claro que no estás sólo en tus noches en vela pensando en el vacío, en la temporalidad de la vida y la cercanía de tu propia muerte. Estos sentimientos recurrentes en la vida de los existencialistas franceses de principios del siglo XX se han convertido en parte imprescindible del lenguaje virtual de los millennials que padecen todos y cada uno de estos elementos.

Una Espera sin Esperanza

Resultado de imagen de Texts From Your Existentialist

Porque el problema no es esperar, sino esperar sin tener absolútamente ni idea de lo que va a ocurrir con uno mismo. La desesperanza y el desencanto por el futuro que nadie ofrece pone la guinda al pastel existencialista que corona los días de los jóvenes, de aquellas personas cuyos sueños fueron desapareciendo poco a poco como virutas de sabores en el glaseado de un pastel demasiado dulce y demasiado artificial. Lejos del mundo de azucar procesado y de nubes impecables de dulzura clandestina, los millennials nos hundimos, cómodamente, en el abismo a la espera de que alguien nos ayude a salir… ¡o de que pillen nuestras bromas sobre Nietzsche, una de dos!

¿Te ha gustado este artículo? El Blog Filosofers es posible porque sustentamos este proyecto gracias a nuestra venta de merchandising filosófico. Si quieres seguir leyendo artículos como éste y apoyando este proyecto de resurgimiento de la Filosofía, por favor, date una vuelta por nuestra web y échale un vistazo a la gran variedad de productos que ofrecemos para todo tipo de filósofos. Muchas gracias por formar parte de las mentes inquietas que necesita la Filosofía. 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.