El Arte que Nietzsche despertó

La influencia de Nietzsche en cualquier sector del arte resulta más que evidente, si bien ha influido en escritores, poetas, pintores, etc., me voy a centrar en mostrar que papel que a mi parecer tuvo la filosofía de Nietzsche en el cineasta ruso Andréi Tarkovsky, autor de películas de alto contenido filosófico, ya sea por sus menciones directas a la filosofía o por dar pie a la reflexión filosófica.

En uno de sus más conocidas películas, Stalker, nos encontramos con personajes como el stalkero que encarna una absoluta fidelidad hacia uno mismo, o el caso de otro de los protagonistas, el Profesor que, encarna el papel del nihilismo. El protagonista principal, el stalkero, se dedica a conducir a desesperanzados a una habitación que cumple el deseo más profundo de quien llega hasta ella. La acción transcurre en un paisaje postapocalíptico que produce un lugar conocido como La zona, en la que se encuentra la habitación. Mediante esta película se pone de manifiesto ese nihilismo negativo que es necesario superar, así como la evidencia de que desconocemos lo que deseamos, ya sea por falta de autoconocimiento o porque nos engañamos e intentamos convencer de que las cosas son como siempre nos han dicho que son, y que queremos que así lo sean. Nos lleva a pensar que quizá lo que realmente deseamos o queremos se ve catapultado por lo que deberíamos desear, por lo que unos valores impuestos hace siglos dicen que es correcto o incorrecto, guiándonos así, de forma inconsciente hacia lo que la sociedad espera de nosotros. Esto es algo que el personaje principal rompe por completo, como ya se ve a través del personaje de su mujer, que narra la historia y vive el sufrimiento de cada vez que su marido desaparece para conducir a algún desesperanzado a La zona.

En otra película inspirada en Nietzsche, aunque no de Tarkvsky, titulada When Nietzsche Wept y dirigida por Phineas Perry, basada en un libro con el mismo nombre, se viene a sostener que el origen del psicoanálisis es la filosofía de Nietzsche. En esta película el doctor Breuer comienza a tratar al filósofo pero éste acaba usando su filosofía para tratar al otro, por lo que se sostiene la tesis de que la filosofía nietzscheana pone la base del psicoanálisis. Sin embargo ésta tesis, también sostenida posteriormente por algún que otro filósofo, no resulta del todo aceptable puesto que, pese a las coincidencias que se dan entre la terminología nietzscheana y psicoanalítica, parece que Freud, el fundador de la última, leyó posteriormente a Nietzsche para no verse influido por el filósofo a la hora de realizar sus formulaciones.

"We have art in order not to die from the truth" -Nietzsche

Uno de los elementos de la filosofía de Nietzsche prácticamente constante en las películas de Tarkovsky es el eterno retorno, en Solaris mucho más allá de tener una presencia meramente simbólica, se materializa en una sección de la nave en la que se encuentran los personajes, una sección circular por la que pasan una y otra vez sin poder evitarlo, provocando así una evocación mucho más marcada de la idea nietzscheana del eterno retorno. Además, el protagonista es perseguido por sus deseos y se ve atrapado por ellos hasta que decide enfrentarlos, reapareciendo estos de forma constante, como si se repitieran hasta el fin de sus días.

Probablemente una de las más directas evocaciones a la filosofía y en especial a la filosofía nietzscheana es la película Offret que se inicia con un diálogo entre el protagonista principal y el cartero sobre Nietzsche; en esta película las menciones a la filosofía y en especial al filósofo en cuestión, son directas. Durante toda la película se ve un marcado nihilismo en escena, como también una evocación al eterno retorno, que nuevamente se convierte en uno de los elementos centrales de la película. El protagonista quiere perpetuar el día que trascurre en la película y al verlo imposible, con intención de salvar a toda su familia, prende fuego a la casa en la que viven. Es necesario decir que la película tan solo se entiende en el contexto de la guerra fría y una constante amenaza nuclear que prometía acabar con todo. Estas razones son las que llevan al protagonista a realizar las acciones que lleva acabo, de algún modo cree que quemando la casa acaba con la posibilidad de un nuevo tiempo y perpetua el pasado de una manera constante. En cambio, en la película todas estas acciones son tomadas como indicios de locura y acaban por conducirlo a un manicomio, como se ve al final de la película.

Por tanto en las películas de Tarkovsky se encuentran algunas de las tesis fundamentales de la filosofía nietzscheana, nos enmarca los problemas con los que nos encontramos al desconocer nuestros deseos, lo que resulta enlazable con la tesis nietzscheana de los deseos que rechazamos o nos vemos obligados a negar dados los valores predominantes a los que debemos someternos, por otra parte nos encontramos con la evocación de la idea del eterno retorno que aparece de una forma explícita y que se enlaza también con la idea anterior sobre los deseos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.