Dulce Castigo

¡Qué viva el Rock and Roll!

Llenas de mensajes que nos guían  y nos acompañan a lo largo de nuestra vida, las canciones tienen mucho que enseñarnos. Y gracias a la melodía el cerebro consigue enganchar con la realidad, tocar nuestro inconsciente y hacernos conscientes del presente. Por eso, la vida sin música no tiene sentido. Como amantes de Nietzsche, no podíamos dejar la música fuera de Filosofers.

 

¿Estamos condenados a un dulce castigo?

Estamos condenados a ser libres, diría Sartre. Estamos condenados a enamorarnos, nos dicen Los Suaves. Pero a pesar de sufrir por ello, a pesar de pensar que el diablo y el destino podrían estar marcando mis cartas… ¿Qué sucedería si no existiera amor? ¿Acaso seríamos humanos?

Es por eso que el amor, es un dulce castigo.

Sí, estamos condenados, encadenados a nuestras pasiones, que diría Platón. Pero !Ay! ¡Qué dulce es la miel que nos provocan!

Disfrutemos pues de nuestras pasiones, ahoguémonos en hermosas condenas. Amemos incondicionalmente aún cuando sea bajando a los infiernos.

Ver Lámina en la Tienda

Ver Pack “Dulce Castigo”

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.