Diciembre

¿Quién es el fuego? ¿Quién es el momento que detiene el tiempo?
No volvamos atrás, olvidemos las horas, el lugar del miedo
deshagamos aquello, la vida, el cielo, lo que sea – algo más
miremos por encima de destellos, de murallas, de rascacielos
volvamos directos la más allá del que venimos huyendo
más allá, pero no podemos

Feliz, dolor; puedo. Puedo con cualquier vida, con cualquier desierto.
Pero derribo, estrechos momentos que en la vida entierro
y creo, que la vida va a luchar por cada día de entretecho
aunque muere, duele por dentro: jamás vuelvas a pensar
– sobre lo demás, sobre lo pasado en el momento. Porque duele
duele por dentro

Pasen los sueños como copos se derriten en una nieve desterrada
desalojen cada idea que en nuestra mente de nubes blancas se derrama
y despídete. Despídete del querer más
¡Para! ¡Basta ya!

Deja de verlo. Deja de pensarlo – y quiebra, a cada pocos momentos
porque no hay razón para mantenernos
porque no hay vida que viva sin recuerdos
por morir, lento y en silencio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.